Un debate movidito en el que España… ni está ni se la echa de menos.

Un tira y afloja, pega y encaja. Esta sería la mejor definición para el debate “por el Poder” vivido en el día de ayer en el Congreso de los Diputados.-

(Fernando Rodríguez).- Las patéticas muestras de ambición por el poder -y falta de escrúpulo para conseguirlo- de los diferentes representantes de los principales partidos del hemiciclo, colmaron ayer una jornada que, más que un debate político, se asemejó a una pelea oral para comprobar quien era capaz de insultar más lesivamente, ocasionando el mayor daño posible… Todo ello más cercano al campo personal que al político; más centrado en el “tu tienes más corruptos que yo” que en la exposición de cualquier cosa que resultara verdaderamente importante para la nación, ya que, ésta, estuvo absolutamente ausente del pensamiento y motivación de los diferentes representantes de la casta española que tomaron la palabra, y también de otros que estaban en sus escaños.

Los diputados del grupo Unidos Podemos abandonan sus escaños después de que la presidenta del Congreso negara el turno de réplica por alusiones a Pablo Iglesias.-
Los diputados del grupo Unidos Podemos abandonan sus escaños después de que la presidenta del Congreso negara el turno de réplica por alusiones a Pablo Iglesias.-

Cospedal desde el escaño llama “sinvergüenza” a Pablo Iglesias en voz baja

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, llamó “sinvergüenza” a Pablo Iglesias en voz baja desde su escaño estando rodeada rodeada de los suyos. Cospedal reaccionó así después de que el líder de Podemos criticara a los dirigentes populares diciéndoles que “se callen cuando aquí se pronuncie la palabra delincuentes”.

Rivera en voz baja, durante la intervención de Pablo Iglesias: “Capullo, vaya gilipollas”

Durante su discurso, Pablo Iglesias hizo varias menciones directas al líder de Ciudadanos, Alberto Rivera. En una de ellas, al hablar de la cruz de Borgoña, un símbolo carlista, Iglesias criticó a Rivera diciendo que tendría “que buscarlo en Google” para saber su significado. El líder de Ciudadanos reaccionó también desde su escaño. Según se lee en sus labios, Rivera respondió en voz baja: “Capullo”, “vaya gilipollas”.

En la posterior intervención del portavoz del Partido Popular, Rafael Hernando, tampoco faltaron muestras de la “elegancia” que caracteriza a los actuales componentes de la Cámara Baja de España

“Usted, señor Iglesias, ha usado el nombre de España para ponerse a la venta de dictadores y regímenes como el de Venezuela e Irán”, le espetó el del PP al podemita, así, “sin anestesia ni nada…”

El que hace tiempo discutió “acaloradamente” en 13tv con el periodista Eduardo Inda, en referencia a los papeles de Bárcenas y los famosos sobres y sobresueldos de los populares, llegando incluso a mentar la palabra “denuncia”, por lo injurioso del asunto, se permitió ayer la licencia de soltar ayer todo lo que le vino a la mente, amparado en la inmunidad que otorga estar en el hemiciclo parlamentario. Zasca va, zasca viene… y así fue el resto hasta que, en protesta porque la presidencia no dejó tomar la palabra a Iglesias, por alusiones, todo el grupo morado abandonó el hemiciclo para no escuchar la última intervención de Rajoy Brey.

Tal y como estaba cantado, el resultado de la votación de investidura fue, tras la entrada de nuevo en la sala del grupo de Unidos Podemos, de 180 votos en contra y 170 a favor.

La segunda votación, en la que el candidato solo necesitará obtener más votos a favor que en contra, será el sábado a partir de las 19:45 horas. Se espera que, con la abstención de un gran número de socialistas, del sector que desbancó al expresidente del PSOE, Pedro Sánchez, Rajoy Brey volverá a ser Presidente del Gobierno de España sin que, aparentemente, la corrupción sistémica que envuelve su partido, así como los grandes incumplimientos de su programa político en la última legislatura, le haya pasado la merecida factura que, por otra parte, resultaba esperada por muchos españoles que se han sentido traicionados al observar que el curso de los acontecimientos nos muestra que lo mismo da votar al PP que al PSOE.

Fernando Rodríguez – www.fernandorodriguez.es


Publicado anteriormente en Factoría21, Actualidad y Opinión.-