El horror de Almodóvar.

Dice sentirse “horrorizado por el atroz boicot a Trueba” y su película “La Reina de España”.

Almodóvar y Trueba en la gala de los Goya de 1990 – UNIVERSAL.-

(F.R.M.).- Ahora ya saltó el que faltaba. El controvertido manchego que se hizo famoso y millonario a través de un cine español subvencionado, con temáticas más que cuestionables y pésima calidad, dice sentirse “horrorizado por el atroz boicot a Trueba” y su película “La Reina de España”.

Almodóvar, que recientemente fue noticia por la aparición de su nombre como apoderado, junto a su hermano Agustín, de una sociedad radicada en Panamá (según consta en los famosos papeles), dice que siguió “con sorpresa” desde Estados Unidos, “los ataques en redes sociales y medios contra el último trabajo de Trueba”, algo que representa “lo peor de los totalitarismos”.

Aquí la progresía del siglo XXI que a todo lo que no sea contribuir a que sus negocios vayan viento en popa lo denominan “totalitarismo”…

Otro caso llamativo puede resultar el de la recientemente estrenada por el director Salvador Calvo 1898: Los últimos de Filipinas”, que un servidor no ha visto ni verá, pues se fía de la opinión de aquellos españoles de bien que asistieron al estreno para comprobar la calidad y rigor histórico del trabajo en cuestión. “No la veas” me dijeron, es “tirar el dinero para además cabrearte”.

Lo que si resulta un auténtico totalitarismo es el hecho de que parte del dinero público de una España, pobre y saqueada, vaya a parar a las manos de aquellos que lo utilizan para arremeter contra España, distorsionando la realidad histórica y contribuyendo, como ya es habitual, a la desinformación de las generaciones más recientes de españoles, víctimas de embaucadores que parecen aborrecer todo aquello que suene a historia española, pero de la de verdad; no de la ficticia y lesivamente inventada para la consecución de unos objetivos aberrantes y espurios.

Penélope Cruz y Fernando Trueba durante el rodaje de ‘La reina de España’ – UNIVERSAL.-

No es cuestión de boicot, no. Lo que realmente está ocurriendo es que, los españoles, algunos al menos, estamos hartos de que una #Casta de “artistas sin arte” se estén forrando a costa del insulto a España y su historia y eso, tarde o temprano, tendría que pasarles la minuta correspondiente. Posíblemente, ese momento haya llegado.

Me pregunto si la preocupación del manchego ante la debacle de Trueba viene dada por el temor a que, en un futuro, pueda perder el apoyo de las instituciones nacionales en sus próximos trabajos, habida cuenta de que, por parte de un importante sector de la población española, no va a tener ninguno…

Publicado anteriormente en la sección de Opinión del digital Factoría21.-

Fernando Rodríguez